Niñería

Cuando aún niño era
me pregunté, absorto ante mi duda,
«si democracia es seguir la voluntad de la mayoría,
qué ocurre si todos eligieran dictadura?»

El rompecabezas mucho me inquietó, hasta que…
hasta que me enfadé y dije a mi
«es paradoja absurda, insoluble,
no pienses en tonterías»

Hoy veo la paradoja hacerse viva,
el absurdo azotar mi faz,
el insoluble demandándome solución

Ay, niño de mis recuerdos, ¡aténtate!
Lo malo siempre puede empeorar
Tus quimeras se han hecho realidad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s